Dark Mode On / Off

El microbioma capilar, el gran descuidado en nuestra rutina capilar

Microbioma capilar, Gallinée

Existen en el mercado millones de productos para el cuidado del pelo. Las mascarillas nutritivas, champús calmantes o tratamientos fortificantes son un continuo en nuestra rutina de cabello. Parece que lo único importante es cuidar su aspecto, pero para mantener el pelo sano, importan también otros factores. ¿Has oído hablar del microbioma capilar? Todos los microhabitantes de nuestro cuero cabelludo están ahí por algo y queremos que sepas por qué. 

El mundo del microbioma es inmenso. Existe todo un ecosistema diferente en tu intestino, piel, ojos… En cada parte de tu cuerpo viven miles de especies de microorganismos en simbiosis con él. Algunos te ayudan a proteger tu salud apartando a los gérmenes nocivos, mientras que otros la pueden perjudicar y causar problemas. Por eso, es importante conocer las peculiaridades de cada uno de los microbiomas de tu piel, en este caso el de tu cuero cabelludo. Así que empezamos por lo más básico:

¿Qué es el microbioma capilar?

El microbioma capilar es el conjunto de microorganismos (hongos, bacterias, ácaros, virus y protistas) que se desarrollan en el cuero cabelludo y se alimentan de los tejidos de células muertas, sebo y otras sustancias que produce nuestro cuerpo. ¡Hay millones de estos microorganismos por centímetro cuadrado! Como en cualquier ecosistema, estos organismos generalmente viven en equilibrio entre sí y con la piel del cuero cabelludo, que les proporciona nutrientes esenciales, pero si se ve alterado, pueden causar problemas capilares.

¿Es diferente del que podemos encontrar en la piel?

El microbioma de la piel y del pelo son completamente diferentes. Si bien ambos están formados por pequeños microorganismos, forman una combinación totalmente distinta. Debemos entender, en primer lugar, que la piel de las zonas capilares y la del resto del cuerpo no son iguales, puesto que la primera tiene un gran contenido en glándulas sebáceas y folículos pilosos, entre otras cosas. Cabe destacar que el microbioma del cuero cabelludo se parece más al de la frente, ya que las secreciones de sudor y sebo son similares en ambas zonas, sin embargo, la presencia de cabello en el cuero cabelludo hace que esta zona sea única en sí misma. Así, queda claro que el cuidado de las diferentes zonas debe hacerse con rutinas y productos adecuados a las necesidades de cada una.

¿Cuál es su importancia?

Cuando existen alteraciones en el microbioma capilar, se produce un desequilibrio importante del ecosistema, pudiendo llegar a provocar diferentes alteraciones como reducción del crecimiento capilar, caspa, acumulación de grasa, dermatitis seborreica, psoriasis, picazón, irritación, descamación e inflamación.

Por esta razón, debemos proteger el equilibrio del microbioma capilar mediante diferentes estrategias como la mejora de la dieta o el uso de productos ricos en prebióticos y probióticos. Estas palabras quizás no te suenan, pero es importante saber lo que son. Los probióticos son suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias “buenas” del cuerpo, mientras que los prebióticos son fibras que actúan como nutrientes para los habitantes del microbioma.

Hay que mencionar que la microbiota va cambiando conforme se va envejeciendo, de ahí la importancia de consumir dentro de la dieta diaria alimentos que contengan probióticos y prebióticos es crucial. Lo mismo sucede con los productos que utilizamos en nuestra rutina de cuidado capilar. Al mantener un buen estilo de vida (higiene, alimentación saludable y ejercicio) ayudaremos al equilibrio del microbioma de nuestro cuero cabelludo,  puesto que,  se altera con facilidad, por ejemplo después de un tratamiento con antibióticos. 

¿Qué relación tiene la caspa con el microbioma?

La flora del cuero cabelludo puede verse alterada por diversos factores, como mencionábamos anteriormente, y es esta alteración la que nos va a llevar directamente a la formación de caspa. Es muy determinante en este aspecto la hiperproliferación de un microorganismo llamado Malassezia, el cual se ve beneficiado por la alteración de la microbiota normal y sana, provocando una mayor formación de caspa. Este dato lo conocemos desde hace muy poco tiempo, gracias a una investigación de L’Oreal, que ha desvelado la presencia de este hongo en cantidades de hasta diez veces superiores en los cueros cabelludos con caspa.

Otro factor a tener en cuenta de la Malassezia, es que se ha demostrado su implicación en la aparición de la dermatitis seborreica, la cual se va a manifestar en forma de picazón, irritación, piel grasa y escamas amarillas.

¿Cómo actúan los cosméticos sobre el microbioma capilar?

En los últimos años, gracias a los avances en el conocimiento de la microbiota, se han ido desarrollando diversos productos dirigidos a su cuidado y protección. Los componentes principales que nos han permitido avanzar en este sentido son los probióticos y prebióticos, puesto que nos ayudan a equilibrar nuestro microbioma capilar, potenciando la presencia de microorganismos beneficiosos para el cuero cabelludo.

Los champús y acondicionadores convencionales pueden hacer que se lave el cabello con más frecuencia debido a la mayor producción de sebo causada por ingredientes como los tensioactivos y sulfatos tradicionales, lo que nos llevaría a un desequilibrio del ecosistema capilar. Además, es importante utilizar productos que respeten el pH de nuestra piel, situado entre 4.5 y 5.9, favoreciendo así el equilibrio del microbioma capilar.

Por lo tanto, a parte de buscar fórmulas que ayuden a limpiar e hidratar el pelo, debemos buscar productos que combinen un pH respetuoso con el cuero cabelludo con el suplemento prebiótico y probiótico que necesitamos.

Nuestras recomendaciones 

Ahora que ya conoces la importancia de nuestra microbiota capilar y de su cuidado, queremos que descubras los productos que pueden ayudar a mantenerla sana. A la vanguardia de la innovación cosmética, Gallinée lanza la primera gama de prebióticos para cuidar suavemente el cabello y equilibrar el microbioma del cuero cabelludo. Nosotras queremos aconsejarte una innovadora serie de productos de su línea para el cuidado de tu pelo:

  1. Crema limpiadora capilar con prebióticos

Empezamos por la limpieza. Este champú cremoso, rico en prebióticos, cuida suavemente el cabello y equilibra el microbioma de nuestro cuero cabelludo, ayudando a favorecer la regulación natural del sebo. Está enriquecido con agua de arroz fermentada y con un exclusivo complejo pre y postbiótico para ayudar a mantener el microbioma del cuero cabelludo. El resultado es un cabello limpio, sano y brillante.

  1. Mascarilla capilar con prebióticos

Con esta mascarilla, olvídate de la sensación grasa en el cuero cabelludo. Sí, has leído bien, se puede utilizar también en el cuero cabelludo. Su fórmula calmante, purificante y nutritiva te ayuda a obtener como resultado un cabello más fuerte y sano y un microbioma reequilibrado del cuero cabelludo. Se adapta incluso a los cabellos grasos.

  1. Sérum capilar con prebióticos

El último paso para tu cuidado capilar. Un sérum ligero, sin aceite, que te ayuda a obtener un resultado más brillante a la vez que a mantener el pelo limpio. Puedes utilizarlo en el cabello recién lavado sin necesidad de aclarado o en el cuero cabelludo por la noche y lavarlo a la mañana siguiente para un tratamiento intensivo.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.