Dark Mode On / Off

Cómo cuidar la piel del rostro en verano

Cómo cuidar la piel del rostro en verano

Ya estamos en nuestra época preferida del año, y lo que más nos apetece es tomarse unas buenas vacaciones en la playa, con sol pero a la sombraº y escuchando el oleaje del mar. Calma y relajación, es lo que más necesitamos. Sin embargo, que estemos de vacaciones no significa que tengamos que dejar nuestra rutina facial de lado. Al contrario, debemos adaptarla a estos cambios estacionales. Por eso hoy te vamos a contar cómo cuidar la piel del rostro en verano.

Verano es el significado de calor, sol, playa, piscina, helados, descanso… pero también de cuidados extra para nuestra piel. Venimos del invierno y la primavera con el rostro algo apagado, con falta de luz, y es normal que tengamos que adaptar nuestra rutina facial a las necesidades de la piel, que no va a demandar lo mismo en todas las estaciones.

Los días de verano son más largos e invitan a que la gente haga más ocio, más vida social y que los planes surjan continuamente. Salir del trabajo e ir a tomar algo con una amiga, pasar la tarde en la piscina, pasear con tu familia o hacer un picnic en el parque. Se trata de descansar, pero también de aprovechar el buen tiempo al máximo porque eso nos anima y eso también nos pone buena cara. En verano debemos prestarle atención a algunos cuidados de la piel como la hidratación, las rojeces, las manchas y la protección solar.

No tienes que emplear una cantidad extrema de tiempo, pero con tal solo unos pequeños gestos puedes tener la piel cuidada y bien protegida. 

Rutina facial: día y noche

La contaminación, las partículas de polvo, el sudor y la grasa, entre otros tantos factores, aumentan en verano. No realizar una correcta limpieza facial al final de cada día puede hacer que se acumule toda esa suciedad sobre nuestra piel y que después aparezcan impurezas indeseadas.

Otro factor importante en verano son las texturas; una gran parte de las pieles en verano prefieren texturas fluidas, ligeras e incluso que nos ayuden a refrescar la piel y no nos hagan sudar. En resumen: cremas menos grasas y con una textura más ligera. 

La limpieza facial… que nunca falte

Como dijimos antes, los factores externos como la contaminación o sudor aumentan en verano, por lo que es necesario realizar una limpieza extra para que la piel no acumule suciedad. Además de la limpieza te indicamos algunos pasos que nunca nos saltamos, aunque sea en verano estas partes de la rutina siempre las mantenemos.

Limpieza con productos adecuados para la piel. Hay muchas texturas disponibles y podrás combinar 2 limpiadores cada noche si realizas una doble limpieza. En ese caso te recomendamos un limpiador aceitoso para el primer paso y limpiador acuoso para el segundo paso de una doble limpieza. Si utilizas agua micelar te recomendamos aclararla después de utilizarla. Y aquí te dejamos nuestras 4 rutinas de limpieza facial en función del tipo de piel/objetivo.

  1. Exfoliación elige exfoliantes suaves, para que no irriten tu piel.
  1. El contorno de ojos. Esta zona del rostro es hasta diez veces más delicada que el resto por ser una capa muy fina, por eso necesita especial atención. Existen contornos de ojos con texturas ligeras para que no sean muy pesadas y permitan proteger bien la zona. Además, en verano los puedes guardar en la nevera para que cuando te lo apliques esté fresquito y perfecto para descongestionar y reafirmar la zona. 
  1. Hidratación, otro clásico de la rutina facial, pero en verano se necesita el doble. En este paso puedes optar por elegir sérum o crema hidratante ligera, pero es recomendable que ambos se apliquen diariamente por la mañana y por la noche para tener una piel hidratada, flexible y jugosa.
  1. Protector solar. Aunque debe ser un paso constante durante el año, en verano debemos reforzarla aún más para proteger la piel de los rayos UVA y UVB, que son mucho más fuertes. Utiliza un protector solar específico para el rostro y otro para el cuerpo, que ambos deben ser acorde con el tipo y fototipo de piel que tienes. Son muchas horas expuestas al aire exterior, y el sol no está solo en la playa, por lo que no te olvides de incluir este paso en tu rutina. Y lo más importante, reaplicarlo como mínimo cada 2 horas.
  1. El maquillaje. Este paso es para quien lo desee, pero los productos que se suele utilizar también deben aligerarse. Elegir una base de maquillaje muy pesada podría obstruir los poros y producir granitos. Por lo tanto, opta por maquillajes más fluidos como los polvos matificantes. También puedes elegir maquillajes con SPF y fluido.

En general, la rutina sigue siendo la de siempre pero con menos cantidades y prestando especial atención a algunos pasos, como la protección solar o la hidratación. Tu piel va cogiendo color, y es el momento perfecto para lucirla de forma natural y libre de impurezas, pero siempre con responsabilidad.

Otros consejos para cuidar tu piel en verano….

Además de una rutina facial, existen otros consejos que te pueden ayudar a cuidar el rostro indirectamente. Uno de ellos es el agua. Es muy importante hidratar la piel por fuera, pero también por dentro. Te recomendamos que bebas al menos 2 litros de agua al día, pero también puedes apostar por frutas veraniegas ricas en agua como la sandía o el melón. Continuando con la hidratación, es muy importante tener la piel fresca en verano, y la puedes refrescar e hidratar de forma efectiva con agua termal.

Otro consejos IMPORTANTÍSIMO es evitar las horas centrales del día para tomar el sol, que son entre las 12:00 horas y las 16:00 horas. Los rayos son mucho más fuertes en ese período de tiempo y pueden tener efectos perjudiciales sobre tu piel. Durante el resto del día podéis utilizar sombreros o gafas de sol para protegeros de los rayos solares, sin olvidarse de la protección solar, obviamente. 

Por último y no menos importante recuerda dormir y descansar. El exceso de cansancio se refleja rápidamente en la piel.

Como decía Charlie Brown: Los veranos vuelan siempre… Los inviernos caminan. Aunque sean dos meses de vacaciones es muy importante continuar nuestra rutinas, cuidarnos y por supuesto hidratarnos y protegernos del sol.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.